Cualquier procedimiento quirúrgico requiere de un proceso de recuperación más o menos prolongado. Los primeros días después de una abdominoplastia son muy importantes, ya que los resultados no dependen solo de la cirugía, también del postoperatorio. Por ello, después de una abdominoplastia, el cirujano especialista te explicará en detalle los cuidados básicos que debes seguir.

No saltarte ninguna de sus recomendaciones ayudará a que la recuperación sea más rápida y también reducirá las molestias. Es esencial que no tengas prisa, el postoperatorio tiene unos tiempos e intentar acelerarlos solo puede tener resultados contraproducentes.

El consejo más importante: confía solo en el especialista

Una abdominoplastia ofrece resultados muy satisfactorios, logra eliminar cúmulos de grasa, elimina piel sobrante y moldea la figura. Pero la recuperación total puede suponer varias semanas.

Es lógico que desees volver a la rutina cuanto antes. Pero el afán por mostrar tu nueva figura puede entrañar algunos riesgos, sobre todo, confiar en la opinión de personas que no son expertas y olvidar alguna recomendación del cirujano.

Por ese motivo, es esencial que solo confíes en tu médico y realices el postoperatorio que él te explique después de una abdominoplastia. Puede que alguien de confianza se haya realizado la misma cirugía, pero cada persona es diferente y los cuidados que requiere también lo son. Desestima cualquier consejo que no llegue del especialista.

Qué más debes evitar después de una abdominoplastia

Básicamente, se trata de hacer reposo, llevar una dieta equilibrada y cuidar la cicatriz durante las semanas que dure el postoperatorio de la cirugía de pared de abdomen. En líneas generales, esto es lo que no debes hacer después de una abdominoplastia:

  • Esfuerzos físicos: cualquier movimiento que suponga una sobrecarga en el abdomen está totalmente desaconsejado. En este capítulo se incluye estirarse, doblar el cuerpo y agacharse. También levantar peso o actividad sexual.
  • Pasar mucho tiempo de pie: es importante evitarlo, sobre todo en los primeros días después de una abdominoplastia.
  • No moverte: que no debas forzarte no significa reposo absoluto. El movimiento es importante para favorecer la circulación y evitar coágulos. Pero siguiendo siempre las pautas ofrecidas por el médico especialista.
  • Descuidar la alimentación: durante la recuperación conviene que dejes a un lado alimentos salados, carbohidratos, grasas, bebidas gaseosas, alcohol o café. Pueden provocar inflamación, digestiones pesadas y retención de líquidos. También debes evitar la deshidratación.
  • Fumar: el tabaco puede interferir en el proceso de cicatrización y recuperación, ya que la nicotina hace que los vasos sanguíneos se contraigan.
  • No usar las prendas de compresión recomendadas: pueden resultar incómodas, pero su función es fundamental, ya que obligan a mantener una postura adecuada para que los tejidos afectados se recuperen. Además, sirven para controlar hinchazón y mejorar la circulación sanguínea.
  • Tomar el sol: las incisiones se realizan de modo que no resulten visibles. Pero si se exponen al sol pueden aparecer decoloración e inflamación. Por ello, conviene cubrirlas o aplicar protectores adecuados.
  • Tener contacto con personas enfermas o mascotas: en los primeros días después de una abdominoplastia el riesgo de infección existe. Se debe evitar cualquier contacto con portadores de patógenos.

Manos expertas y paciencia, claves después de una abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía segura y de resultados magníficos. Pero solo si es un cirujano experimentado quien la realiza y da las pautas adecuadas para una buena recuperación. En Cirumed Clinic estarás en las mejores manos. Te atenderán solo profesionales altamente cualificados que, además, cuentan con los mejores medios y equipos quirúrgicos.

Después de la abdominoplastia ellos te explicarán en detalle cada paso de tu recuperación, qué debes hacer y qué debes evitar en cada momento hasta la recuperación total. Solo queda seguir las recomendaciones y tener paciencia, la recuperación total tardará solo unas semanas y el resultado merecerá la pena.

Si tu deseo es moldear tu figura y liberarte para siempre de esa antiestética grasa acumulada en la cintura, programa ya una cita. Nuestros especialistas resolverán todas tus dudas y te explicarán al detalle cómo son la cirugía y la recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario